¿Una medida exagerada?

Hace algunos meses atrás, una noticia saltaba al mundo, Wikileaks mostraba toda su recopilación acerca de cables filtrados de las embajadas estadounidenses en varios países del mundo, y lo que alarmaba era el tipo de comentarios acerca de los gobernantes de cada uno de los países, que hacían los embajadores en tierras extrañas
Muchos creímos que llegaría a ser motivo de inclusive guerras, para otros, era algo que se venia diciendo, y que Wikileaks solo lo confirmaba a través de los cables filtrados.
En Ecuador, un cable, hacia referencia a los comentarios de la embajadora estadounidense hacia un exjefe de policía ecuatoriano, tachándolo de corrupto.
Inmediatamente los medios de comunicación titularon el hecho con la decisión del canciller Ricardo Patiño de nombrar a la embajadora de persona “non grata”. Decisión que formó parte del concierto de criterios que resultan por cada vez que el actual gobierno toma una decisión.
Hasta aquí la noticia, pero mi criterio acerca de la reacción de varios medios ecuatorianos por la decisión tomada me preocupo, entre algunos de los motivos de las preocupaciones:
1.- No considero a la “libertad de expresión” ni siquiera compatible con la “libertad de acusar o difamar”. En caso de que el exjefe de policía hubiera sido corrupto, la embajadora tuvo no solo el espacio para demostrarlo, si no que además se negó a comprobarlo, a disculparse o a retirar lo denunciado
2.- No me parecen que sean esas las funciones de una embajadora
3.- No creo que esas declaraciones contribuyan a un acercamiento entre países
4.- Considero un derecho completamente soberano, por parte de Ecuador, la capacidad de valorar las declaraciones como ofensivas o no. Considero a este derecho muy importante e imprescindible para ejercer el resto de derechos de un país completamente soberano. Al igual que el derecho al cual si hicieron uso los estadounidenses de también declarar persona non grata a nuestro embajador y cuya decisión no se considero exagerada
5.- No me parece, dentro de una negociación o de una relación de negociaciones, que un país debe estar “disculpando” a otro, actitudes que puedan molestar al otro negociador. Considero que el dicho popular “cuentas claras, amistades largas”, también se pueden practicar dentro de las negociaciones internacionales, por lo tanto, si una declaración no muy bienvenida por parte de alguno de los países, debe ser siempre expresada.
6.- Sin embargo creo que ambos países a pesar de sus opiniones al respecto, consideraron importante mantener las relaciones y que solamente debe cambiarse a quien tomándose las funciones de una embajada, hace declaraciones fuera de todo contexto.
7.- La decisión tomada por parte de EEUU (respetando sus soberanos derechos) de suspender el atpdea, como consecuencia de declarar a la embajadora persona “non grata”, la considero también fuera de contexto y que mostro que la balanza de la supuesta “injusticia” cometida contra la embajadora estadounidense se le inclino a su favor
No me considero seguidor fanático de patriotismos triviales, en donde, al defender por defender la patria, creamos que así la construimos, pero si me parece que EEUU, no hizo bien al hacer ese tipo de declaraciones, al no rectificar o disculparse y mas aun en no buscar un acercamiento justo y amigable con los países que de alguna manera sostienen su economía
Las respuestas a las siguientes preguntas me aclaran el panorama
¿una medida exagerada? ¿por parte de quien?
¿Quién es el país ofensivo? ¿Cuál es la reacción del país ofendido? ¿y las reacciones del pais ofensivo?
¿Una medida exagerada????

Loading Facebook Comments ...

One thought on “¿Una medida exagerada?

  1. Para realizar un comentario acerca de esta publicación es necesario retomar palabras del mismo “mandatario” que se llena la boca de estar rodeado de gente de manos limpias y corazones ardientes(no se por donde)si las prácticas que realiza son todavía mas atroces que las de la llamada “partidocracia”. O es que acaso lo que esta haciendo en la actualidad no es llenar a dedo la función judicial con una de transición. Se reconoce que hay algunos avances, pero tras toda esta “revolución se deja notar por parte del “mandamás” una especie de trauma psicológico que lo afecta, dejando entrever su inconformidad con sus compatriotas, que tienen que aguantarle sus aires de niño malcriado en el monologo semanal donde no informa sobre que hace,sino que cada semana encuentra una nueva víctima de sus complejos. Pero que vamos a hacer, aguantarlo hasta que en este país se acaben los “corderos” llamados también “borregos” y dar un giro a esta nuestra Patria prostituida por los redentores de turno. Cambio y fuera. DEIMOS

Deja un comentario