Etiqueta: poesía

Añoranzas

Letra : Benjamín Ortega
Música: Trosky Guerrero

Anduve en pueblos pequeños, y en ciudades populosas

Me perdí por los caminos y en las calles rumorosas

Me envolvieron de cariño mil chiquillas buenas mosas

Me envolvieron de cariño mil chiquillas buenas mosas

Hallé corazón de amigo, ternura y afecto firme

y algún rato sin quererlo, hice mi quipe pa’ irme

En verdad que de todo lado me alejo con gran congoja

mas se adormece el costado cuando me regreso a Loja

Venga el tacho de agua hirviendo y el chucho para filtrar

y ese café que en mi tierra, como en ninguna se da

Venga el sango venga el molo, también la buena cecina

aunque el cuchillo motolo, ya no lo quiera cortar

Había un patojo huaco que hacía de mandadero

y como era un poco flaco le decían fifirrichi

era tispo el majadero y su pelo negro y duro como los de un chinicuro

Un día le dieron beta, le chinieron el trasero

porque le quebró el güargüero al mejor gallo güarico

El se bañó de despecho viriguito en el molino,

se secó con un gangocho y prosiguió su camino

Con Luis Pineda una tarde nos comimos frutas verdes,

estaban súparas, gamas, pero como eran ajenas, nos parecieron muy buenas

Por poco me voy al nicho, me dió tremenda lipidia

y el casi muere con wicho por comer panela y media

A la hora del rosario, un hombre rondaba el barrio

y con sus llaves hechizas quiso robar en la casa

Como había sido virolo abrió la puerta del sastre

me lo dejó sin un traste, se le llevó las camisas,

los bujingos y la plancha y si es que no se la arrancha,

se la llevó a su señora que se levantó a esa hora

a pichir para ir a misa si, a pichir para ir a misa

Se me viene a la cabeza la negra que me gustaba

que con una gran destreza su cabello destambaba

También recuerdo a Contento con su aguardientosa tripa

buchido en la yashipa brincando de cocha en cocha pisando los jimbiricos

Y su facón mangulero, en alguna piedra tocha lo afilaba

y lo convertía en navaja de peluquero

Traía el coche más gordo de la jungla con un lazo

le desarmaba el tramojo y le hundía un cuchillazo,

después de su largo alarido, Contento ponía a su cliente,

una piedra entre los dientes

Un espectáculo hermoso para todos los glotones,

era ver entre las brazas, la paila de chicharrones

Se alistaban las chiquillas para embutir las morcillas

otras con cantos y risas, rellenaban longanizas

Y entre chanfaina y fritada, tomaba puro la hinchada

para evitar que en la noche, los vaya a patear el coche

El compadre se ha enojado, pues lo llamaron tataco

dejando a lado su saco, peleó como un condenado

Y entre ñecos y cocachos, lo dejaron mal parado

Todo esto es solo recuerdo y me embarga la añoranza

pero pienso en el retorno y tengo nueva esperanza

Cuando veo a algún paisano en la costa o en la sierra

lo saludo con la mano y me acerco a ver si puede contar algo de mi tierra

Mi corazón siempre ausente de la ciudad que yo anhelo

y mi alma en ella presente porque en ella está mi cielo

y mi alma en ella presente porque en ella está mi cielo

Muerte PUTA Muerte! …

MUERTE PUTA
¡Muerte Puta!
Como cuando te llevas un poeta
Como el titular del noticiero de mi ciudad cuando dice : “se mató el cantor…la poesía está de luto…Loja enviuda
¡Muerte Puta!
¡Jaque! ¡y con posibilidades de mate, a la poesía!
Resentimientos muy profundos
Indignación profunda

Muerte “puñalada por la espalda”
Muerte “te envidio”
Muerte “Ley de la vida”
Muerte “Brisa de cementerio”
Muerte “Te odio”
Muerte “Sed de venganza”
Muerte “Sed de justicia”
Muerte muerta

Muerte “depresión de manicomios”
Muerte “no se quien soy”
Muerte “no se a donde voy”
Muerte “¡llévame contigo!…”

Muerte “tengo miedo de vivir”
Muerte “tengo miedo que te vayas”
Muerte “tengo miedo de sentir”
Muerte “llévame contigo!…”

Muerte “¡las preguntas las hago yo!”
Muerte “¡la letra con sangre entra!”
Muerte “no te vuelvas a enamorar”

Muerte “¡no me sueltes la mano!”
Muerte “¿me puedes perdonar?”
Muerte “no tengo ni un centavo”
Muerte “¿me vas a amar?”

Muerte “¿estas loco?”
Muerte “¿no te da vergüenza?”
Muerte “¡ya deja de comportarte como un niño!”
Muerte “¡algún día entenderás!”

Muerte “¡En nombre de la Patria!”
Muerte “¡Tienes derecho a guardar silencio!”

12

12, un número extraño, que según los mitólogos de la mitología maya, en éste año, se acabará de acabar el mundo.

¡Catástrofes!, ¡inundaciones!, ¡terremotos! … miedo a lo que viene, miedo al futuro, miedo a la naturaleza y su fuerza superior, predicciones de muerte y desolación, para pagar las culpas por nuestros pecados … será la última instancia del juicio final … juicio y sentencia … sentencia y condena … condena e infierno … y así ad infinitum.

12, un número de paz, comprensible, un número que alcanza para todos, ya que se puede dividir para uno mismo, para dos cuando hay pareja, para tres cuando hay amante, para cuatro cuando hay estaciones todo el año, para seis cuando hay mendigos y para todos.

¡12 años! de una balanza que se inclina equilibradamente toda hacia abajo, por cargar los pesos de los pasos dados a diestra y siniestros, de un no-camino que hice al andar, pues si, camino por un no-camino, ya que no vengo del mas allá, sino del mas aquí.

¡12 años! de una esclavizante libertad que no contempla ni siquiera la idea de buscar otra forma de vivir que no sea libre

¡12 años! de absurdas coherencias, de luchas que ni empiezan, ni terminan y ni existen

¡12 huesos! que me acompañan con sus paranoicos fantasmas de muertos que nunca murieron, y de los otros muertos, los que nunca nacieron

¡12 pasos! para desaprender métodos, protocolos, escuelas y manuales

¡12 pupilas, en las sonrisas de Paula!

¡12 docenas de vidas muy bien malgastadas husmeando debajo de una concha o persiguiendo una hormiga!

¡12 minutos de volver a volar la coqueta cometa!

12 años que celebro desde hace 12 años viviendo este eterno presente

12 siglos que se me pueden ir en 12 segundos

mas de 12 quebrantos en mi sobriedad (letra)

Tan reales y tan ilusorios estos 12 años, vistos desde éste Solo Por Hoy, que no sé si existen, si me los estoy inventando, o si son 13 en vez de 12, pero lo único que puedo sentir con certeza es que VIVEN dentro de mí.

12×2 horas

 

Tu no, sino la otra que anda en ti

No son tus ojos, es tu mirada.

Tus ojos represan lágrimas, en cambio tu mirada fuga de esas bóvedas que solo almacenan huecos en el alma, tu mirada me acaricia.

Ni es tu boca, es tu palabra.

Tus labios callan gritos, orgasmos y reclamos, en cambio tus sonidos lo explican todo, me hablan en lengua materna, tu risa lo cura todo.

Ni es tu corazón, es el compas.

En esas cavernas no caben ni rastros, ni rostros, en cambio en el calor de tu sangre, galopa la pasión de tus carnes, tu latido me enorgasma.

Ni es tu carne, es tu deseo.

Tu silueta solo me llama, en cambio tus ganas me extrañan, me piden más de mi, tu necesidad me necesita.

Ni son tus caderas, es el movimiento

En tus volúmenes me puedo descarriar, en cambio tu coqueteo hace mas dulce tu veneno y negocia con mi muerte, tu meneo es nuestro lenguaje secreto.

No eres tú, sino la otra que anda en ti.

No es a la que le pintas la cara cuando te maquillas, es la que sale del abrigo cuando te desnudas

Tú me conoces mejor…

Sabes que nunca me despido antes de irme

Ni me enamoro después de robar los primeros besos de nadie

Tú, me conoces mejor…

Tengo mi alma cínica que emula sentimientos para poder entender tu “te quiero”

… y sin embargo te quiero.

Tengo mi puñal a flor de poesía que responde a insaciables instintos del más puro morbo

… y sin embargo te quiero.

Tú, me conoces mejor…

Y te amo con mi alma esquizofrénica

Y te quiero con mi mente frenética

Con mi cuerpo obsesivo y mi osamenta tétrica

Tú, me conoces mejor…

Sabes que nunca te saludo en tu cumpleaños

Ni me olvido de cada cuanto te llega un orgasmo

Tú, me conoces mejor…

Tengo mi piel entumecida de frio que se fríe para imaginar lo que es “ser humano”

… y sin embargo te quiero

Tengo mis falsas lágrimas a flor de palabra para manipular tus nervios cuando el amor lo amerite

… y sin embargo te quiero

Pero tú, tú, me conoces mejor que yo mismo

Mareas al perverso, distraes al obsesionado, liberas al masoquista

Enfermas al cuerdo, enfrentas al abusivo, acorralas al lanzado

Tu debilidad me abraza y me amamanta, y haces que ame al esquizofrénico, entonces llega el perdón

A %d blogueros les gusta esto: