Etiqueta: Wikipedia

¿Preocupado porque Microsoft no dará mas soporte a Windows XP?

Te quedan 2 opciones: Re-comprar la licencia de Windows o migrar a Software Libre

Eso de “migrar” suena un poco raro, tal vez como a convertirse en una especie de bicho raro de la tecnología sin embargo es muy probable que te dé un importantísimo giro a la relación que tienen tu vida y la maquinillas electrónicas modernas, por lo que haré una interesante lista de mitos o prejuicios que rondan acerca  del Software Libre

Antes que nada te dejo algo en claro: soy estudiante de economía, NO soy informático por lo tanto, ni utilizo códigos ni tengo negocios relacionados con desarrollo de software

Primero: Seguridad y diseño. La fama que tiene (y seguirá teniendo) Windows XP frente a otras versiones, es porque fue la versión con menos fallos de seguridad y más estable que las versiones más actuales, además su diseño fue (y seguirá siendo) el más sencillo y liviano. Cuando instalé Ubuntu en mi compu, se mi hizo raro no encontrar aplicaciones anti-virus en mi nuevo sistema, el instalar antivirus ultra-actualizados fue una costumbre que nació de una traumática experiencia de perder valiosísimos datos que fueron devorados por voraces virus, bugs, troyanos, y otros demonios. Ahora comparo que el “sacrificio” de adaptarme a este innovador software fue prácticamente irrisorio frente a esta ventaja, hablando de diseño, todos los escritorios son diferentes inclusive de usuario a usuario y si crees que harás un “tremendísimo” sacrificio para acostumbrarte al escritorio Linux….. pues también lo harás cada vez que cambies de versión de Windows.

Segundo: Aplicaciones. Antes de conocer realmente cómo funcionan los sistemas operativos libres, pensé que NO habían las suficientes aplicaciones para el común de los usuarios… y eso también es mito, me encontré con mis programas preferidos: Skype, Firefox, Google Chrome, VlC, entre otros, por ejemplo una aplicación para mi lanzadera de aplicaciones que sincroniza automáticamente todos los documentos de Dropbox (aunque existen mejores opciones de almacenamiento en la nube y como Software Libre), al igual me encontré con Google Earth y aplicaciones para Amazon, Youtube, Facebook, Twitter, Gmail, Last.fm y muchas otras, inclusive que nunca encontré para Windows. Mi maquiavélica mente siguió insistiendo de que no hay “aplicaciones serias” en software libre, que lo que hay es simplemente “aplicaciones populares”, pero pronto me encontré con GRETL, un software econométrico que por su potencia y versatilidad, recién empecé a darme cuenta de lo que me estaba perdiendo, pero después de esto instalé PSPP (la versión en software libre de SPSS) y pude hacer SIN NINGÚN PROBLEMA el cálculo del alfa de crombach de 300 000 datos numéricos en una portátil con un procesador de hace mas de una década (esta portátil la botaron a la basura porque según su dueña, ese Windows Vista es una “porquería”), allí mismo en la misma máquina hice el levantamiento de datos de unas encuestas con una matriz de unos 500 000 datos aproximadamente, y nunca tuve inconvenientes….. y además me pagaron como 1000 dólares por ese trabajo. ¿Hubiera sido un negocio para mi pagar miles de dólares por usar aplicaciones con problemas (una versión de SPSS cuesta alrededor de 3000 dólares)?, pues la dueña de la portátil pagó cuentos de dólares por un sistema que “le dañó” su compu.

Tercero: Nadie usa Linux. Me volvió ese complejo de que me convertiría en un “antisocial tecnológico“, pero cuando busqué en Wikipedia acerca del uso de Linux, vi que justamente era el sistema mas usado en servidores (Microsoft, a pesar de vender un sistema operativo para servidores, usa Linux.!!!), que los desarrolladores de software lo prefieren, que era Linux lo que movía a sistemas como Android y MacOs… y que habían millones de usuarios de diferentes distros en el mundo, que la mayoría de gobiernos occidentales habían decretado su uso en las instituciones públicas, que las empresas mas grandes del mundo en tecnología lo usan (Google, el mismo Microsoft, Wikipedia, Ford, VolksWagen etc). Un dato: el ICBC, el banco más grande de China con fondos que superan los 640 mil millones de dólares usa Linux .

Cuarto: Por favor, ¡copienos!. Cuando estuve usando programas de licencia cerrada y privativa, si necesitaba alguna aplicación, tenía dos opciones: o pagar miles de dólares para usarlas minutos o las crakeabas. En un sistema operativo abierto, solo he tenido que preocuparme de tener bien en claro que es lo que quiero hacer, por ejemplo: estoy montando una radio web y por la diversidad de aplicaciones que hay, debo buscar unas que conecten mi compu con el que emite la señal vía web….. o sea ¡ESTOY CONCENTRADO!, puedo decir: A LA MIERDA TUS BENDITAS LICENCIAS, VIRUS, CADUCIDADES PROGRAMADAS, FALLAS, etc… repito, ¡ESTOY CONCENTRADO EN LO QUE QUIERO HACER!. En el modelo de negocio del Software Libre, si instalas una aplicación, los autores no te demandarán por copiar sus obras, ¡ESTARÁN AGRADECIDOS!, ya que su bisnes está en brindar servicios. Si les copias (incluso mientras más copias instales), ellos tendrán más posibilidades de brindar sus servicios; si fuera posible, te lo agradecieran personalmente.

Quinto: Co$to$: Si te quedaste en Windows XP, ¿cuánto te ahorraste por no pagar: Windows Vista +. Windows 7 +. Windows 8? y ¿cuál hubiera sido ese “gran” beneficio que hubieras recibido por pagar tantas licencias?.  Yo tampoco lo sé, tal vez ninguno, ya que hubieras pagado lo que vale una compu nueva por un beneficio que no va más allá de que ahora ya no haces clic aquí sino allá… Ahora pagas mas para tener mas virus. ¿De verdad piensas re-comprar una licencia de Windows?

Sexto: Linux es feo y dificil. Cuando he utilizado Windows, en cualquiera de sus versiones, NUNCA me pareció fácil de arreglar un problema como: encontrar un driver o códec adecuado para escuchar una canción, o arreglar un problema con la red, o menos aún recuperar un archivo infectado o corrompido por un virus, NO, incluso algunas veces se me hizo imposible. En Linux, existe la necesidad de conocer algo de como funciona ese sistema operativo, nada mas. Es cuestión de un poco de uso y tiempo, nada más y pronto verás que se te hará más fácil utilizar un sistema más práctico, de diseño minimalista (sin esas sombras, bordes y lucecitas que distraen en el escritorio) que agiliza enormemente los recursos de tu compu, haciéndola hasta 2 o 3 veces más rápida.

¿De verdad piensas pagar por tener problemas? ¿En serio vas a re-comprar una licencia para usar Windows?

Punto importante: Compartir cultura. Algo ético, algo que ha cambiado la forma de innovar, de vivir y de compartir tu conocimiento con tu comunidad. Este mismo artículo fue escrito en base a muchas otras ideas, en la Cultura Libre se tiene la ventaja de mejorar algo que alguien ya lo hizo, o sea ¡no tienes que re-inventar algo que YA está hecho!. Esto de la Cultura Libre hace también que personas a las que se les hace impo$ible acceder a una aplicación co$to$a, puedan beneficiarse y contribuir. Las ideas y la cultura son libres, se transmiten de persona a persona sin ninguna restricción, a diferencia de tu talento, el cual puedes brindar a los demás si lo mejoras permanentemente. Si vas a re-inventar la rueda, tal vez solo descubras el “agua tibia“. Migrar a Software Libre, puede darte muchos beneficios que van más allá de no tener virus en tu compu o que no tengas que re-re-comprar una licencia por n-ésima vez. Puede mostrarte un mundo de colaboración e innovación sin límites.

Nuestra historia, no cabe en tu cuento político

La historia la escriben solo quienes ganan las guerras y viven de ellas.

La historia, al igual que cualquier libro físico, ha sido redactada hasta ahora por un solo autor, sin salirse de su enfoque personal de la historia, de sus gustos, de su forma personal de aceptar los hechos históricos que en algunos casos terminan siendo una limitada visión individualista de la historia.

Al igual que los medios masivos de comunicación 1.0, la historia escrita por un solo autor se impuso a través de adoctrinamientos “patrioteros”, “militaristas” y “guerreristas” a muchos alumnos en las escuelas y colegios de cada nación. Nos enseñaron a respetar límites mas que a respetar libertades, nos enseñaron que nuestros vecinos son enemigos y que es absurdo creer que pudiéramos colaborar con ellos, nos enseñaron que por “honor” es preferible tener una patria bombardeada, destruida, arrasada por la muerte que fomentar la paz y las buenas relaciones entre vecinos, que si nosotros matamos somos “héroes” y que nosotros siempre matamos con derecho y justicia y que si nuestros vecinos en cambio son unos asesinos y ladrones.

Ahora, si le añadimos otro factor que también incidió en la redacción de nuestros libros de historia en las escuelas, fue el hecho de que en el pasado las imprentas, los editoriales, los libros, estuvieron solo en manos de poderosos, a quienes les beneficiaba el negocio de la guerra, pues ¿cuál creen que es el resultado?

  • Reducir la historia a una simple crónica roja de un cuento político, olvidándose por completo de TODOS los otros ámbitos (arte, gastronomía, agricultura, religión, lenguaje, ingeniería civil, demografía, astrología, etc. etc. etc.) que componen una identidad. Esta reducida visión de la historia anula lo que nuestros antepasados aportaron a nuestras comunidades en el resto de aspectos y que forman parte de una exquisita cultura.
  • Poner a la sombra del anonimato y del olvido la trascendencia que muchos otros hicieron por nuestras comunidades, por tejer, desarrollar, innovar, integrar y heredar toda nuestra inmensa identidad. El hecho de ensalzar al héroe de guerra “Juan Pérez” como el único al que tenemos que venerar, ha hecho que todo el trabajo y esfuerzo de miles otros parezcan menos importantes, nuestra historia no debería hablar solamente de guerras, mapas y políticos.
  • La historia 1.0 doctrinadora y evangelizadora de pretextos guerreristas, solamente sirve para mejorar el execrable negocio de la guerra, para nada mas. Los ejércitos y las historias de pueblos que solo hablan de guerras y resentimientos se necesitan mutuamente, el uno no puede existir sin el otro, la guerra no puede existir sin resentimientos y sin personas que los recuerden una y otra vez durante siglos o milenios.
  • Defender intereses no comunitarios ni prioritarios, y por lo tanto la historia pasa a ser inservible (y hasta aburrida). No es para nada útil memorizar mecánicamente la fecha cuando mataron a un falso héroe, o la fecha de cuando perdimos una guerra, tal vez eso solo sirva de pretexto para masacrarnos una vez mas entre vecinos y volver al círculo vicioso de poner pretextos para la existencia de guerras, asesinos, muertos y ejércitos. Pero en cambio, si redactáramos una “Historia 2.0”, o sea una historia que se abra como una biblioteca libre, como una base de conocimiento abierto y libre quienes necesiten planificar, proponer, innovar, desarrollar, crear, ejecutar nuevas iniciativas, ya sean artísticas, arquitectónicas, gastronómicas, culturales, económicas, tecnológicas, etc., podrían continuar la trayectoria de investigación o trabajo de alguien que ya lo hizo antes, por lo que una “Historia 2.0” pudiera ser extremadamente muy útil.

¿Te imaginas una historia contada por todos nosotros, donde no haya tanta crónica roja de ríos de sangre, de guerras irresolubles, de asesinos que se hacen pasar por héroes, de prepotentes que se hacen pasar por ungidos, sino mas bien una historia que defina una identidad, que cuente como se desarrollaron nuestras comunidades con el esfuerzo de toda la gente en ese entonces?

En mi país (Ecuador), la historia 1.0 solo ha servido para justificar guerras, muertos, asesinos y gastos militares inmorales e injustificables, ha servido para manipular la verdad y los falsos valores cívicos por parte de autoridades, como una herramienta de sometimiento, ha servido para priorizar los gastos exagerados militares sobre otras verdaderas necesidades humanas, sociales, económicas, culturales. Cada vez que un ecuatoriano lee la “historia” de su país, lo único que hace es ponerle mas sal a una herida provocada por intereses ajenos a la población real, una herida que ni siquiera existe, de un injusticia que nunca se cometió. ¿Se imaginan la cantidad de muertos y dinero desperdiciados por dejar que pocos nos cuenten (o nos cuenteen) NUESTRA historia??.

En mi escuela, el profesor de historia no sabia responderme, ¿cómo nuestros antepasados habían construido con muy buena tecnología la edificación que la conocemos como Ingapirca, ni como desarrollaron esa tecnología constructiva?, pero recalcaba que era obligatorio recordar que un señor Abdon Calderón, en una revuelta, le dispararon una mano y siguió adelante con “nuestra” bandera, luego le dispararon la otra mano y siguió adelante con la bandera entre los dientes……. un cuento tan absurdo como el civismo que intentaron infundir, y créanme estimados lectores, de ésto no deberíamos vivir.

Con estos antecedentes, salta una necesidad, abrir un “cuaderno 2.0” para que miles de lapices dibujen una identidad cercana al caminar comunitario, al paso a paso que vienen dando nuestras comunidades desde que empezamos a llamarnos seres humanos. La historia ya no debería ser solo un cuento político sangriento nunca mas, sino un testigo inmortal que relate cada acontecimiento realmente trascendente para la humanidad, que sea escrito desde un punto de vista universal (no solo actual), o sea una historia que no sea solamente entendida desde el punto de vista del presente sino desde cualquier punto en la linea del tiempo.

La Historia 1.0 o una historia inútil es una Historia sin fin (entiéndase la palabra fin en ambos sentidos) o sea es “puro cuento”. Debe tener alguna utilidad real, o sino de nada o poco serviría. Una historia 2.0, no solo respondería preguntas como ¿de donde viene esto? o ¿quien cuando o donde sucedió tal cosa?, sino que también ayudaría a responder ¿quien, cuando, donde y COMO vamos a hacer tal cosa? o ¿A donde vamos?

¿Cómo hacer para crear una base de conocimientos en donde cualquier voluntario comparta libremente sus conocimientos relacionados con nuestra identidad, para que ese conocimiento pueda ser mejorado, para que esa base de conocimientos nos hable de los ámbitos que integran nuestra identidad?

La respuesta es muy sencilla: instalar una wiki, y la wiki que he instalado la he nombrado:

Loxaidentidad.org

y puedes acceder sin restricciones a esta iniciativa que pretende no ser solamente una base de conocimientos o de consulta, si no mas bien, un punto de inflexión que rompa el círculo vicioso de guerras absurdas, resentimientos patrioteristas, y gastos militares inmorales. Liberar la historia puede desencadenar un interés por conocernos en profundidad como humanidad en cada uno de nosotros.

NUESTRA historia, NO es solamente la el drama o crónica roja de un cuento político

NUESTRA identidad NO cabe en una historia

NUESTRA historia NO justifica, gastos militares

La historia contada por una sola persona, es puro cuento

NUESTRA identidad, … es OTRA historia

Si TU historia NO me incluye, ni me la cuentes

 

A %d blogueros les gusta esto: