Elegir un mate (recipiente o calabaza)

Existe una variedad de modelos de mates, se podría inclusive decir que ningún mate es igual a otro. Esta entre otras cosas hacen de la costumbre de beber y cebar mate algo único.

Existen mates que sobresalen por su elegancia y detalles, otros que transmiten sencillez y hay otros que en cambio son evidencia material de nuestras raíces culturales.

Esta variedad hace que me guste cierto modelo de mate, que me identifique con él, con sus formas y expresiones.

No existe una regla para elegir los mates o calabazas, se trata mas bien de tener en claro cual te identificará como buen matero, como buen cebador, como buen conversador y hasta como buen lector.

En mi colección he llegado a reunir como media docena de mates que han sido regalos traídos desde Argentina o como herencia de algún turista amigo argentino me ha dejado.

Si tienes a alguien en Argentina, puedes pedirle que te envíe uno, cualquiera modelo te gustará, sin embargo pueda ser que tomes en cuenta un par de sugerencias:

  • Si vas a matear con tus amigos, te recomiendo una calabaza grande en donde quepa bastante para que no tengas que estar cambiando la yerba frecuentemente

  • Si vas a matear solo, es recomendable una calabaza que tenga un soporte, que no sea redondo para que puedas asentarlo mientras lees, estudias, o trabajas y que sea mediano de capacidad para que no se desperdicie demasiada yerba.

Mate y libro
Mate y libro
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *