Categoría: Mis Versos Esquizofrénicos… (página 2 de 2)

Letras que de-escriben mis visiones. Aquí no busques ni coherencia ni sensibilidad.

Tu no, sino la otra que anda en ti

No son tus ojos, es tu mirada.

Tus ojos represan lágrimas, en cambio tu mirada fuga de esas bóvedas que solo almacenan huecos en el alma, tu mirada me acaricia.

Ni es tu boca, es tu palabra.

Tus labios callan gritos, orgasmos y reclamos, en cambio tus sonidos lo explican todo, me hablan en lengua materna, tu risa lo cura todo.

Ni es tu corazón, es el compas.

En esas cavernas no caben ni rastros, ni rostros, en cambio en el calor de tu sangre, galopa la pasión de tus carnes, tu latido me enorgasma.

Ni es tu carne, es tu deseo.

Tu silueta solo me llama, en cambio tus ganas me extrañan, me piden más de mi, tu necesidad me necesita.

Ni son tus caderas, es el movimiento

En tus volúmenes me puedo descarriar, en cambio tu coqueteo hace mas dulce tu veneno y negocia con mi muerte, tu meneo es nuestro lenguaje secreto.

No eres tú, sino la otra que anda en ti.

No es a la que le pintas la cara cuando te maquillas, es la que sale del abrigo cuando te desnudas

Tú me conoces mejor…

Sabes que nunca me despido antes de irme

Ni me enamoro después de robar los primeros besos de nadie

Tú, me conoces mejor…

Tengo mi alma cínica que emula sentimientos para poder entender tu “te quiero”

… y sin embargo te quiero.

Tengo mi puñal a flor de poesía que responde a insaciables instintos del más puro morbo

… y sin embargo te quiero.

Tú, me conoces mejor…

Y te amo con mi alma esquizofrénica

Y te quiero con mi mente frenética

Con mi cuerpo obsesivo y mi osamenta tétrica

Tú, me conoces mejor…

Sabes que nunca te saludo en tu cumpleaños

Ni me olvido de cada cuanto te llega un orgasmo

Tú, me conoces mejor…

Tengo mi piel entumecida de frio que se fríe para imaginar lo que es “ser humano”

… y sin embargo te quiero

Tengo mis falsas lágrimas a flor de palabra para manipular tus nervios cuando el amor lo amerite

… y sin embargo te quiero

Pero tú, tú, me conoces mejor que yo mismo

Mareas al perverso, distraes al obsesionado, liberas al masoquista

Enfermas al cuerdo, enfrentas al abusivo, acorralas al lanzado

Tu debilidad me abraza y me amamanta, y haces que ame al esquizofrénico, entonces llega el perdón

A %d blogueros les gusta esto: