Estimado “anónimo”, aquí podrá leer mi respuesta, adelante

Muy distinguido y estimado anónimo. Me he tomado la molestia de escribirle este mensaje y enviarle un caluroso saludo porque su atención me beneficiará económica y emocionalmente.

Probablemente usted fue redirigido desde alguna publicación, tuit o algo así de alguna red social que suelo frecuentar. Por lo general suelo evitar insultar o poner en la sombra de duda la honorabilidad de las personas, esto ha hecho que me gane la fidelidad y respeto de buenos amigos. Le comento que mi credibilidad es un tesoro y trato de mantenerlo, por lo que responder visceralmente puede ser contradictorio incluso así usted insista con insultos o calumnias.

Reconoceré algo: soy de los que defienden el derecho a la intimidad, el anonimato y la libre expresión dentro de Internet. Le confieso otra cosa, admiro las acciones de personas brillantes como los hacktivistas como Anonymous o la gente que está detrás de Wikileaks en donde a través del anonimato hacen activismo político y denuncias social, bueno creo que aparte de admiración también me provocan inspiración, tanto así que manejo algunas cuentas también anónimas que hacen denuncia social y hackctivismo. Le confieso que he participado en varias de esas actividades, incluso de nivel internacional. ¡Créame!, es muy emocionante. Aunque al confesarlo no estoy diciendo que pertenezca a esos colectivos (sería un lujo para mi).

Pero bueno, ese no es el tema. Lo que quiero decirle es que comprendo perfectamente el anonimato. Aunque suene contradictorio, considero que está en todo su derecho a mantenerse anónimo y a pesar de que usted me insulte o calumnie, creo que aun así no se le debe privar su derecho a expresarse.

Si, así pienso yo, que hasta los imbéciles que mal usan la libertad de expresión, tienen derecho a la libertad de expresión, incluso los otros imbéciles, que pretenden censurar, esos también tienen derecho a expresarse. Sin embargo no puedo prestarle atención ni tiempo a sus comentarios (o insultos de ser el caso) y creo que más bien puedo sacarle un provecho económico ya que como se habrá fijado, en la sección derecha, en la inferior, o en algún lado de esta página hay una publicidad que por cada vez que usted visite mi blog, hará que Google me pague unos centavitos y el ranking de mi sitio suba en los buscadores.

Jejejeje así es, ahora usted me da un beneficio a mi, por lo que le estoy agradecido y más aún si usted llegó a esta parte de la lectura, ya que el tiempo de permanencia en mi página también me beneficia. Es lo justo, usted inició una conversación con afanes ofensivos y ahora es mi benefactor que en vez de ofenderme, me regala unos centavitos.


¿Resultados?

Formato de pago de Google

Formato de pago de Google

Cheque de Google

Cheque de Google

Le agradezco su vi$ita por mi blog. Ya me llegó un chequecito desde Google.
Saludos 🙂

Si le pareció agradable, puede continuar visitando mi blog: pabloivan.com

PD1: Escriba su respuesta al final de esta publicación, si no son insultos, es probable que le responda con una exquisita conversación. Nuevamente gra$ia$ y saludos. 🙂
PD2: No prestaré atención a nada que usted escriba, si no es solamente en esta página y en esta parte de mi blog. Si insiste en seguir insultándome u ofendiéndome, lo bloquearé.

2 Comentarios

Añade el tuyo →

  1. ¡Sos mi ídolo!

Ahora tu tienes la palabra ...

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: